22 años de la última gran nevada en el Guadarrama

Hoy se cumplen 22 años de la nevada de 1.996, más que la nevada, sería del episodio de nevadas. Aquel fue un episodio histórico, algo que tras tantos años no se ha vuelto a repetir, y si es cierto que, nos hemos quedado cerquita en numerosas ocasiones, como por ejemplo el pasado Febrero. Fue una situación excepcional dentro de la península y que es probable que no tenga un episodio de retorno en unas cuantas décadas.

No pretendo entrar a analizar la situación meteorológica que nos afectó durante aquellas semanas, ya lo hizo estupendamente bien la gente de REC MOUNTAIN en una entrada en la que hablaban de dicho episodio, sino más bien de aportar datos del acontecimiento, que aparte de ser recordado por la acumulación de nieve, también fue muy interesante por la precipitación recogida en las diferentes estaciones serranas.

El comienzo de la década de los 90 será recordado por las duras temporadas de sequía que sufrimos, dichos episodio terminaron bruscamente aquel Otoño-Invierno de 1.996. A continuación dejo el espesor medido en el Puerto de Navacerrada durante aquella temporada histórica.

Como se puede observar todo ocurrió de forma brusca un 21 de Enero, momento en el que se dió el pistoletazo de salida a unas semanas donde contínuos frentes de S con una cota contenida sobre los 1.600/1.700 metros, golpeaban especialmente la vertiente sur del Guadarrama, descargando grandes nevadas, sobre todo los últimos días de Enero.

Los datos de precipitación en los diferentes observatorios fueron los siguientes.

Se remarca en las cantidades recogidas que fue un episodio de sur, los observatorios que más precipitación recogieron fueron los mejor ubicados para dicha componente. 721 litros en el Puerto de Navacerrada o 687 en el valle de la Fuenfría, cabe destacar como el observatorio de Rascafría recogió 744 litros, aunque marcó su ventaja durante el mes de Febrero, es de suponer que dicho mes la precipitación entraría con algo más de componente oeste, durante este mes las precipitaciones fueron más abundantes en los observatorios mejor ubicados para el húmedo viento de oeste.

Decir que no fue un Invierno especialmente frío, la mínima absoluta que encontramos durante el periodo fueron –14.6 grados el día 23 de Febrero en La Granja, en las zonas de alta montaña se midieron -12.6º en el Puerto de Navacerrada el 22 de Febrero, todo ello coincidiendo con una siberiana que dejó el episodio más frío del invierno. Durante el mes de Enero la mínima en el observatorio de Navacerrada fue de solo -5.8, no hay que olvidar que este obsevatorio está rozando los 1.900 metros de altura y que no es una mínima absoluta fría para el mes más frío del año.

Los espesores que se alcanzaron durante aquellas semanas rozaron los 2.5 metros en el Puerto de Navacerrada, en algunos lugares indican que en zonas altas había hasta 6 metros de nieve o en los partes de la estación de Valdesquí se indicaban 11 metros. Aquel verano de 1.996, durante el mes de Agosto aún eran visibles los neveros de Cuerda Larga.

Uno de los grandes problemas fue la caída de árboles durante la nevada. Veníamos de años de mucho estrés hídrico y una vegetación debilitada no soportó el peso de la nevada. Se datan en unos 200.000 árboles los caídos durante dicho periodo, de los cuales 200 cayeron en plena carretera de subida al Puerto de Navacerrada, que sumado a los coches que ocupaban la calzada, dificultaron el trabajo de las máquinas quitanieves. 9 días despúes la mayoría de puertos serranos continuaban cortados, como comentan en esta noticia del diario ELPAÍS.

Os dejo unas fotos de Marta Medinaevangelio del valle de la Fuenfría, estas fotos están tomadas durante el mes de Marzo, prácticamente dos meses después de la gran nevada, aparte de poder observar el gran espesor de nieve que había en la zona, podemos ver la cantidad de árboles que cayeron en nuestras montañas.

Otra más del chalet Peñalara.

Donde podemos ver más fácilmente la embargadura de la nevada, es con el material fotográfico. Os voy a dejar unas cuantas fotos a continuación, indicar que en el estupendo reportaje de REC MOUNTAIN podréis encontrar más, pero voy a centrarme en la zona de Morcuera-Najarra que es la que por cercanía me atañe y lugar del que no existe tanto material.

Fotos de Carlos Muñoz de la zona de Morcuera, días después de la nevada.

Más fotos de Carlos, en esta ocasión del 11 de Febrero, donde podemos ver Peñalara y las Cabezas de Hierro.

El 18 de Febrero pudo subir hasta el refugio que encontramos aledaño a la cumbre de Najarra. Según me indicaba, estaba totalmente tapado por la nieve, tuvieron que abrir un hueco para poder entrar dentro del mismo.

Uno de los detalles donde podemos ver la magnitud de la nevada, es que en esta zona de canchales y roquedos, la nieve se observa totalmente lisa. Al igual que en las siguientes fotos de Javier García Urbión de la cumbre de Najarra.

Aquí podemos observar la vertiente este, dicha zona, para quien la conozca sabrá que es una continuación de rocas de gran envergadura.

Ascenso por la norte de Najarra, con Peñalra al fondo.

Collado entre Najarra y Bailanderos, otra zona con grandes roquedos y que no se pueden identificar.

Cumbre de Najarra.

Descenso por el canchal este de Najarra.

Y en esta ocasión por la vertiente sur de Najarra.

Y esta ha sido la entrada donde principalmente tenía dos objetivos, aportar datos de dicho episodio, y añadir más fotografías a las ya existentes pero esta vez de la zona de Morcuera y Najarra, por ser las zonas de montaña más significativas de Miraflores de la Sierra.

Y sobre todo agradecer a Toño Fernández Cañadas, Marta Medinaevangelio, Carlos Muñoz y Javier García Urbón, por toda la ayuda prestada para poder realizar dicha entrada. ¡GRACIAS!

 

 

 

 

Resumen del Verano meteorológico.

El Verano 2.017 ha sido en general muy caluroso y húmedo según los informes que recientemente publicaba la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Dicho periodo que comprende los meses de Junio-Julio-Agosto, para así abarcar tres meses completos, ha tenido contrastes muy marcados y episodios muy interesantes y en muchos casos históricos.
A nivel global estamos ante un Verano caluroso,  se ubica como el segundo más caluroso desde 1.965, más que los de 2.015 y 2.016 incluso, y todo apunta a que este será el año más caluroso desde que se tienen datos viendo el periodo otoñal que estamos teniendo también.
Según los datos globales, las temperaturas en nuestra zona han sido entre 1.5 y 2.5 grados por encima de la media, algo que quizás, en algunas zonas puntuales han podido ser incluso mayores.
Respecto a las precipitaciones, según el informe de AEMET del periodo que nos ocupa, estamos ante una media de 73 litros a nivel peninsular, cantidad que en nuestra zona ha sido mucho mayor, y por supuesto, hemos estado muy por encima de la media. Aunque como suele ocurrir en zonas de orografía compleja como es nuestro Guadarrama las cantidades sufren grandes variaciones en pocos kilómetros.
Voy a intentar trasladar dichos datos a la zona que nos ocupa, el territorio que ocupan las montañas y valles que abarcan esta zona del Guadarrama. En primer lugar dejo una tabla con las temperaturas medias mensuales, la precipitación total de cada mes y la media y total del periodo Junio, Julio, Agosto:
JUNIO TEMP
JUNIO PRECI
JULIO TEMP
JULIO PRECI
AGOSTO TEMP
AGOSTO PRECI
TEMP MEDIA
PRECI TOTAL
Valsaín
19
29
19.6
38
19.2
87.4
19.4
154.5
P.Navacerrada
16.9
57
17.7
58
17.9
138
17.5
253
Cotos
16.3
51.8
17.6
54.2
17.3
116
17
222
Cercedilla
20.5
43.2
21.8
55.1
21.3
126
21.2
224.3
Miraflores
22
41.6
23.2
50.8
22.8
42.8
22.6
135.2
Endrinales
ND ND ND ND
22.1
22.8
ND ND
Oteruelo
19.4
14.4
20.1
46.6
19.7
85.4
19.7
146.4
Piñuecar
21.1
28.6
22.2
48.4
21.9
64
21.7
141
Rascafría
ND
30
ND
43
ND
92
ND
165
 El mes de Junio fue un mes con un periodo muy marcado de calor, donde incluso se batieron récords de calor históricos. En la estación de Madrid Retiro se superaron los baremos históricos para un mes de Junio en dos ocasiones, quedándonos a solo 0.7 grados de la máxima histórica, 40.7 grados.
Durante la última semana de mes asistimos a un cambio radical del panorama, pasamos de unas temperaturas muy por encima de la media a temperaturas muy por debajo de la media, incluso tuvimos un episodio de cencellada en la zona de Peñalara.
Julio comenzó en la primera semana con un episodio histórico de tormentas, de nuevo fue la ciudad de Madrid (por la falta de estaciones y datos históricos tiro de dicha ubicación) donde batimos récord de precipitación máxima en 24 horas y de precipitación máxima histórica para un mes de Julio. Ha sido el mes más caluroso del Verano, salvo en la estación del Puerto de Navacerrada. Salvando la primera semana, el mes de Julio fue muy caluroso en líneas generales, calor constante que dejó también un mes con temperaturas por encima de la media.
Agosto comenzó  con la misma tendencia que traía Julio, es decir, sin un episodio de marcado calor, pero si con altas temperaturas de forma constante. Algo que cambió de forma brusca en la segunda semana de mes, con temperaturas muy por debajo de la media con un pequeño episodio de NW, si bien tras sólo fue un espejismo en otro mes con temperaturas por encima de la media como es habitual. La última semana de mes nos trajo otro episodio tormentoso que afectó especialmente al área del río Guadarrama, con cantidades espectaculares en la zona de Cercedilla-Fuenfría con más de 100 litros recogidos, la mayoría de ellos en menos de 24h.
Os dejo una fotos realizadas durante el Verano.
Fotos realizadas durante el mes de Junio.
JULIO.
AGOSTO

Episodio de nieve y lluvias 10-11-12 de Febrero.

Hemos tenido un pequeño episodio similar al del año 1.996, en este caso nos han fallado las temperaturas, por culpa de 1 o 2 grados no hemos tenido un episodio de carácter histórico respecto a las posibles nevadas que podríamos haber acumulado, pero sí, respecto a la precipitación caída en el corto espacio de tiempo que ha durado dicho capítulo.

Vamos a analizar el episodio con imágenes y datos, que creo que es la mejor forma de poder valorar lo ocurrido.

El Viernes noche comenzaron a llegar las precipitaciones, en dicho momento la situación era casi ideal para ver una buena nevada, incluso en los pueblos serranos. Las temperaturas cuando comenzaron a entrar las precipitaciones estaban entre los 0º y 1º positivos en gran parte de todas las zonas ubicadas a más de 900 metros.

El Boalo. Daniel Santos.

Las precipitaciones continuaron durante buena parte de la noche, aunque la temperatura se mantenía en baremos sobre los 0º en cota 1.100 metros, como podéis ver en los datos que aporto al final de la entrada, en la mayoría de pueblos de ambas vertientes no llegó a helar, algo que unido a la nieve húmeda que caía, consiguió que apenas cuajara.  Así amanecía en Miraflores de la Sierra, como podemos observar había un fuerte contraste entre el pueblo y las afueras del mismo, unos 15cm a 1.200 metros.

En cota 1.300-1.400 metros los espesores ya eran considerables.

Fotos Óscar Díaz Martínez, Parada del Rey Miraflores.

En Morcuera comenzábamos a acumular un buen manto de nieve, al igual que en cotas altas, aproximadamente unos 30cm durante la jornada del Sábado dependiendo de las diferentes zonas.

Foto de Luis Guadalix. Puerto de Morcuera.

Con el paso de las horas la precipitación pasó a ser líquida en cotas inferiores a 1.500 metros, a la par que iba decreciendo la intensidad de la misma en espera de las horas más intensas del episodio que se iban a desarrollar el Domingo desde la tarde noche, hasta la mañana del Lunes, con el paso de la borrasca por la península dirección Sur-Norte.

La mañana del Domingo ya amaneció lloviendo casi hasta en cotas altas. Desde Soto del Real ya se podía ver como la línea de nieve estaba en cotas por encima de los 1.400/1.500 metros.

Las precipitaciones en su mayoría de agua continuaron durante todo el día, la cota se fue disparando hasta unos 1.900 metros que coincidió con la entrada del grueso de la precipitación, en dicho momento llovía incluso en los puertos más altos.

La tarde noche del Domingo comenzamos a llegar a acumulados de más de 100 litros en Navacerrada o Cotos, incluso en San Rafael se llegaba casi a los 150 litros.

Durante la noche las precipitaciones fueron muy intensas, sumado a la nieve caída en jornadas anteriores, hizo que el cauce de muchos de nuestros arroyos se desbordara.

Blanca Hernández Mateos El MEdiano Soto

María Jesus Fraga Rodríguez Guadalix en Pedrezuela

Río Eresma, Rubén García De Andrés.

Guadalix, Jesús Arribas, Miraflores de la Sierra.

Y mientras en las zonas bajas el protagonista era el agua, en zonas por encima de los 1.700 metros era la nieve. Por fin nuestras montañas comienzan a tener los primeros acumulados importantes de la temporada. Los datos de nieve acumulada eran los siguientes.

Vía Aemet

Cotos el Lunes por la mañana.

Y éste es el panorama que nos podemos encontrar en las zonas altas de nuestras montañas, los espesores rondan desde los 55cm del Puerto de Navacerrada a los más de 2metros que se habrán acumulado en los lugares mejor orientados, fotos del Lunes y Martes.

Foto @RecMountain.

En dicha foto podemos observar un curioso fenómeno. ¿Sabéis cuando llueve con barro? Pues aquí podemos observar lo que ocurre cuando nieva así. ¿No notáis un ligero tono rosa en la nieve del árbol?

Os dejo también unas fotos del equipo de Condiciones del Sistema Central y un enlace a la entrada de su blog para que tengáis más información.

http://travesiasistemacentral.blogspot.com.es/2017/02/14-de-febrero-ahora-si-arranca-la.html?m=1

Zona de Peñalara

Un pequeño alud por placa de viento.

Desde las cercanías de Najarra.

Os dejo a continuación un resumen diario del episodio con datos de temperatura y precipitación.

Pequeños detalles del cambio climático.

Intento recuperar este blog, que a la vez me sirve de pequeño cuaderno para ir guardando algunos detalles que observo en mis paseos o de simples anotaciones meteorológicas de sucesos que pueden ocurrir en nuestras montañas y valles.

Algo que levanta mi preocupación en los últimos meses, es ver como poco a poco van cambiando nuestras masas forestales. En mis últimos paseos he observado el claro declive del robledal en nuestras montañas, más especialmente en los aledaños de Miraflores de la Sierra ya que es mi zona de movimientos habitual, algo que se ha podido comprobar estos últimos años pero éste, especialmente, está teniendo ya drásticas consecuencias.

Miraflores tiene uno de los mejores robledales de todo el Guadarrama, para mí es algo que no tiene debate posible, estamos ante uno de los melojares más amplios y mejor conservados de toda la vertiente sur. Un melojar que abarca desde los 1.700 metros en sus cotas más altas, hasta los 900 u 800 metros, adentrándose en los términos de Soto del Real y Guadalix de la Sierra. En zonas altas mezclándose con serbales, el pino silvestre tan característico de nuestra zona y otras especies como pueden ser abedules, castaños o temblones. O bien ya en zonas bajas donde lo podemos encontrar con el bonito arce de Montpellier, el fresno tan abundante en nuestras dehesas o los preciosos ejemplares de alisos que hay en las riberas de nuestros ríos.

El año que cerramos no ha sido precisamente un año seco con los números en la mano, sin ir más lejos Cercedilla ha recogido algo más de 1.100 litros, Miraflores de la Sierra 800 litros y por ejemplo en Rascafría hasta el 15 de Mayo las precipitaciones estaban ya por encima de los 700 litros. El problema es la distribución de las precipitaciones y como se comienza a observar una época de sequía estival más larga y duradera.

Durante el pasado verano las tormentas han faltado a su cita habitual con estas serranías, unas precipitaciones que son la salvación de especies más exigentes como el haya, el abedul o en menor medida de los robledales tan abundantes en nuestras sierras, en especial en zonas más norteñas, lugares como Sierra Norte o los Carpetanos en general.

Algo que éstos últimos años se ha visto, es un claro declive en el día de tormentas veraniegas. Sin ir más lejos en Miraflores de la Sierra tenemos uno de los índices más altos de cara sur, con casi 23 días de tormenta a lo largo del año. Según el libro sobre el clima de la península Ibérica de Inocencio Font Tullont, un libro obligatorio para todo aquel que quiera conocer más a fondo nuestro clima, nuestras montañas tienen más de 10 días de precipitaciones tormentosas durante la época estival, acercándose el número de tormentas en dicha época a los 15 en los lugares antes referidos más al norte del Guadarrama, si bien, en los últimos 10 años la media de días de tormenta en el periodo ha bajado a 8 días en Miraflores de la Sierra.

Otro factor que debemos tener en cuenta es el calor tan intenso que estamos teniendo en los últimos periodos estivales, el otro día comentaba en twitter un dato muy interesante, y es que son bastantes más los días en que este año hemos pasado de 32º en Miraflores de la Sierra, que los días con temperaturas inferiores a los 0º. Año tras año vemos como a nivel global se están batiendo récords de calor, siendo el año 2.014 y 2.015 como los más calurosos a nivel planetario desde que se tienen datos.

Sumando ambos factores, vemos claramente como el verano en las montañas del centro peninsular está comenzando a ser más caluroso y seco. Dicho problema nos acarrea que las especies actuales, en especial el roble al ser el que se extiende en mayor superficie y abarcando diferentes tipos de pisos, está sufriendo un lento pero progresivo retroceso de sus posiciones actuales.

Centrándonos en el área del Valle de Miraflores de la Sierra, este año se pueden observar los daños que ha sufrido el robledal y el pinar en las zonas de bajas y de solana en el primer temporal “serio” que hemos tenido durante el mes de Noviembre. Multitud de ramas rotas, troncos partidos o incluso algunos árboles que han sido tirados de cuajo. Dicho temporal no habría llamado la atención si no fuera por este detalle, ya que por ejemplo en el núcleo urbano las rachas de viento no han sido significativas y la nevada apenas aportó unos pocos centímetros.

Otro hecho es el nacimiento de encinas en zonas acotadas anteriormente a especies más húmedas y con unas condiciones más exigentes, hay una zona cercana al Pico de la Pala a unos 1.500 metros de altura que es el claro ejemplo de esta situación. En dicho lugar se mezcla algún tejo testigo de épocas pasadas, acebos, algunos rodales de arce de Montpellier junto a las grandes masas de roble, pero es la encina quien protagoniza la regeneración de la zona, siendo la principal especie que crece en dicho terreno. Creo que pocos hechos más significativos que éste podemos encontrar para demostrar hacia donde está inclinándose nuestro clima.

Os dejo algunas fotos del estado en que podemos encontrar los bosques de Miraflores de la Sierra tras la agonía pasada por la vegetación este Verano.


Y como no todo deben ser aspectos negativos…una imagen del Pico de la Najarra del pasado día 31 de Diciembre.

 

 

Sobre el cambio climático y su exposición hacia la sociedad

Os dejo unas palabras que escribí en mi anterior blog sobre el cambio climático y su comunicación.

Muchas veces me preocupa la forma tan ligera con las que tomamos las consecuencias de un posible cambio climático, es más, en algunas ocasiones en una actitud más propia de Sheldon Cooper me enfado conmigo mismo por ver como las personas que me rodean se toman estos temas con desenfado, algo que me lleva a pensar si debo ser un bicho raro o no, de ésto no hace falta que hagáis una valoración, o simplemente el problema está en que no se hace ver la forma en que nos afectaría un cambio de estas características a nuestro entorno y como modificaría nuestra vida y el entorno que nos rodea.


Ayer leía un artículo de Daniel Santos, bastante interesante, del cual os dejo aquí el ENLACE y en especial remarco este párrafo. 

Las consecuencias del calentamiento

Las consecuencias de este aumento de las temperaturas globales medias podrían ser un aumento de eventos extremos, olas de calor, olas de frío, huracanes, tornados, etc. Esta es la opinión del Panel de Expertos sobre el Cambio Climatico (IPCC) y de las mayor parte de la comunidad científica.

En el caso del sur de Europa las predicciónes climáticas hablan de aumentos de las temperaturas máximas en de entre 4 y 6 grados para finales de siglo. Lo importante es ver como para los climatólogos aumentos de 4 grados en los valore medios de las máximas supone un cambio enorme.

El problema es como transmitir esos posibles aumentos a la meteorología, a lo que es el día a día. La dificultad estriba en que para el publico en general 4 grados no tiene significado, ya que en un mismo vive variaciones de temperatura que pueden ser de 20 grados o cambios de un día para otro por las condiciones meteorológicas mucho mayores que esos 4 grados. La labor de los climatólogos, en el terreno de la divulgación, es buscar referencias en el pasado que por comparación permitan a los ciudadanos darse cuenta de las consecuencias del calentamiento global en la meteorología.

En general estoy muy de acuerdo con todo el artículo, en especial con la parte donde se menciona que aprovechando episodios como el que tenemos, es cuando más se debía intensificar el “bombardeo” informativo sobre la temática y sus posible consecuencias en nuestro entorno más inmediato, aunque realmente no se sepa con mucha exactitud el posible escenario que nos afectaría.

Como podemos ver en al anterior gráfico, hoy día 30/06 la temperatura estará casi 10º por encima de la media en el centro peninsular, las temperaturas medias en España en Verano no son de 40º desde el mes de Mayo como nos  hacen ver, en lugares como Miraflores de la Sierra en pleno Guadarrama lo raro es pasar de esos 31º o 32º a lo sumo en los días de mayor calor veraniego. 

Otro problema que veo es la falta de educación sobre nuestro clima o la falta de información que tenemos sobre él, si bien recuerdo cosas muy peculiares en mi época de estudiante, si que puedo asegurar que es un tema sobre él que se pasa de puntillas y en general con observaciones muy vagas, es curioso ver como Veranos en los que Aemet los ha marcado en la medio o ligeramente por encima de ésta, la opinión generalizada es que ha sido un verano frío, o como en un mes de Mayo (por marcar alguno de los más lluviosos del año) tras tener 2-3 días seguidos de lluvias, nos preguntamos donde está la primavera ¿Acaso la primavera no es una de las épocas más lluviosas del año? 

Cierto que no podemos asegurar que ocurrirá en nuestro entorno dentro de 20, 30 o 40 años…podemos ir observando pequeñas curiosidades en nuestros paisajes cotidianos, algo que comentaba en un escrito anterior ENLACE quizás dentro de 40 años la cima de La Najarra tenga un paisaje parecido al del Cerro de San Pedro, o quizás los bosques de roble sean sustituidos por encinas las cuales están comenzando a ganar terreno…pero para mí todo sigue siendo un quizás. Pero si está en nuestra mano intentar solucionar todo lo que aporta el hombre al cambio climático, a lo mejor poco nos dice que nuestros bosques pasen a ser robledales por encinares, pero si que nos puede molestar más que nuestros veranos tengan temperaturas por encima de los 40º con cierta normalidad, baremo que apenas se ha sobrepasado en la ciudad de Madrid en una ocasión, sin ir más lejos en Agosto del año 93, con noches mucho más cálidas con todo lo que supone para nuestro descanso, y como bien decía Daniel en su artículo, éste es el momento donde dar a entender que lo que está ocurriendo actualmente, es un posible escenario que tendríamos con regularidad en un futuro no tan lejano.